LAS CHOPERAS-OLEO Nº188 PINTADO CON ESPÁTULA EN TABLILLA-

Alineadas y firmes desnudando las horas… buscándose en el viento,sus ramas afiladas danzando…acariciando nubes.Otra vez las choperas deslizando sus hojas susurrantes a veces…ese  silencio grave,extraño, a los pies del verano,de esos atardeceres… ante tu voz callada   mares… recuerdos…navegando,tratando de salvarte del naufragio ,esas … tus pupilas llenas de un pasado buscando en el presente algún resquicio,la sonrisa de niño, que perdiste, inmóvil, ante las primaveras que pasan por tu vida.Elssa Ana

 

LA REENCARNACIÓN DE ROSANNA

         Cuando nace una estrella apenas es visible;un punto de luz que el tiempo se encarga de agrandar.Algunas van evolucionando tan aprisa,envueltas en ese haz milagroso que son capaces de hablar un lenguaje.El lenguaje universal.

Rosanna acababa de nacer,ser luz,una imperceptible luz en la grandiosa alfombra celeste.A medida que aumentaba su tamaño  aumentaba también su resplandor,su visibilidad poco a poco se fue haciendo  mas clara,tan clara que su mirada se lleno de los paisajes… de los  planetas…

  Los pasos de la luna se inclinaban hacía ella,en la lejanía…que asombrada difuminaba rayos  de luz sobre azules plateados.

El planeta tierra llamaba su atención.Era muy difícil verlo con toda nitidez,adivinaba verdes, índigos , tierras entre rojos y morados…las sombras y la luz confundían a Rosanna que se acercaba a ratos…a  esa bola…a la niebla…a la oscuridad.

 El arco iris le mostraba poco a poco lo pintoresco del planeta llamado tierra,sus atractivas montañas…sus mares…

Los árboles…

Las flores…esas estrellas terrenales que sin dar luz llenaban el alma de Rosanna de otro universo,de otros colores…colores que quería sentir a su lado,tocarlos…saborear la sensación de los aromas que desprendía la naturaleza,esa otra naturaleza de la que se hablaba en el firmamento,y que ninguna estrella había logrado tener cerca.

                              

Rosanna y sus compañeras las estrellas…solo podían disfrutar del paisaje al atardecer,cuando el sol se escondía,dejando todo el espacio universal,para que ellas…fueran desgranando paso a paso cada rincón de los planetas,que se ofrecían en un dialogo comprensible y sencillo.

El sol era único en su color,en su resplandor,en esa belleza que se exhibe en momentos…de éxtasis…provocando envidias…celos…

El sol,el rey,era peligroso acercarse a el.

 Por eso las leyes celestes siempre eran respetadas. Cuando el sol salia,Rosanna y sus amigas se ocultaban.Todo iba bien,hasta que Rosanna se hizo muy grande,tan inmensa que llenaba un gran espacio de visibilidad,y el mar…se enamoro de ella.

Cada noche,las olas del mar susurraban su nombre-Rosannaaaa-Rosannaaaa-ella se asomaba tímidamente haciendo caritas…gestos de luz…guiños entre las sombras…dibujaba con esmeraldas mensajes…lo llamaba inventando mil nombres…a los que ponía su rostro,el rostro del mar besando a esa estrella y en el espacio…luces…luces…explosiones de luz.

Al amanecer las estrellas se ocultaban temerosas…los agujeros negros…vigilaban obsesivamente cada reflejo de luz que no viniera del sol.Entonces… engullían a las estrellas que incumplían los horarios…

  El mar lloraba sobre la arena…en cada grano estaba escrito el nombre de su estrella…y rogaba cabalgando en sus olas que apareciera siempre,en los amaneceres…que no apagara su luz…que brillara para su azul,su verde,su blanca espuma.Que brillara para darle vida,para sentirse verdadero mar.

Fue entonces…cuando Rosanna reto al sol,ante las rogativas de sus amigas…que asustadas la tacharon de ingenua,de imprudente.Gritaban asustandola para que se escondiera;era de día y debía ir a dormir,cerrar los ojos a la vida,al mar…a ese mar que le hacía brillar con mas fuerza.Esas olas como preciosos caballos galopando cerca del universo,rozando casi con sus voces el celeste cielo adormecido,entre las lágrimas de esa estrella que se enamoro de un imposible.

  El amanecer dejo a Rosanna al descubierto,su luz se fue apagando lentamente,su tamaño reduciéndose poco a poco…su fuerza la dejo paralizada,sin saber donde dirigir sus pasos,su mirada se poso sobre las copas de los árboles…y de nuevo volvió a creer en ella,en su libertad.De repente el sol,ese sol dominante y altanero elevaba su rostro hacía ella, invitándola a refugiarse entre las nubes…

De repente…se oscureció el cielo y Rosanna disimulo su temblor,el miedo a lo desconocido.Elevo su luz unos milímetros sobre el mar anunciándole que pronto estaría a su lado,sin que nadie les molestara.Y miro sin reparos a sol,cara a cara, exponiéndose a su luz,a ser engullida por su calor…

Pero se atrevió y salto.Salto por encima de las nubes…Cruzando el circulo con su luz apagada…con los ojos cerrados…sorda a las voces que la llamaban asustadas…

 Un laberinto,un gran túnel abría sus puertas para tragársela entera.Sin embargo Rosanna ya había vencido sus miedos…Con los ojos abiertos vio todos los atardeceres que había vivido encerrada en la noche.También vio los amaneceres que se había perdido, pensó en  su amor el mar…ese mar que la esperaba entre el susurro de caracolas…

 Descubrió la naturaleza del ser humano,su fragilidad,la belleza de la vida,el amor de los padres…de los hijos…el amor…y quiso ser mas que una estrella.Quiso ser mujer.Imagino por un momento su vida en la tierra.

Sintió que su luz viajaba a una gran velocidad,que caía sobre una masa inmensa de agua salada,de color celeste.

Se miro reflejada en ese gran espejo,y vio su cuerpo,su sonrisa,sus manos que nadaban buscando la orilla.Y una voz humana,un hombre la esperaba sentado en la arena,su mirada azul cielo reflejaba en ella todo el amor del mundo.Su voz la llamaba con ansiedad.Estrella…Estrella…          Elssa Ana

EL LENGUAJE DE LOS GESTOS-MIRADAS DEL ALMA-ACRÍLICO Nº177

A %d blogueros les gusta esto: